GUIA SEGOVIA
SEGOVIAGASTROCULTURAL
Visitas Guiadas,
Turismo por Segovia,
Conoce Segovia, 
Gastronomía, Restaurantes,
Cultura, Monumentos, Actividades
 

 

Turismo por la Provincia de Segovia



Otros Destinos en la Provincia de Segovia

SEGOVIA DE PUEBLO EN PUEBLO

Añe

Distancia a la capital: 20 kilómetros.
Superficie (en Km2): 19,6.
Altitud: 875
Población: 112 habitantes.
Pedanías:-
Comarca:Tierras de Santa María la Real de Nieva.
Actividades principales: Agricultura y ganadería.
Tradiciones: La procesión de la Carrera, que se celebra la noche de Jueves Santo. Transcurre entre la iglesia y la ermita, camino por el cual los hombres van recitando versos de 'La Pasión' de Lope de Vega. También son tradición los Fetosines y su mantenimiento. Son títulos de propiedad que pasan de unos matrimonios a otros del municipio, sin lazos de sangre.
Gastronomía: Típicos productos derivados de la matanza del cerdo.
Patrimonio: Destacan la iglesia parroquial de San Juan Bautista y la ermita del Santo Cristo de los Afligidos. En el plano natural, sobresale el Soto de Añe, con una antigüedad centenaria.
Fiestas: Todos los años, entre finales de enero y principios de febrero, se celebra la matanza popular. En la localidad de Añe también se celebra la fiesta de la Santa Cruz, el fin de semana más próximo al día 3 de mayo, así como San Juan, a finales de junio, y la llamada Fiesta de la Juventud, un mes después.

 

DESCRIPCIÓN

Posiblemente sea el pueblo con el nombre más corto de España. Añe, hace referencia al apelativo del que muy probablemente fuera su primitivo repoblador medieval, un tal Fañe o Hanne. Próximo a su casco urbano discurre el arroyo Moros, afluente del río Eresma, y en su entorno se localiza un acogedor paraje donde un singular bosquete de sauces centenarios, ponen color y amenidad al conjunto natural.
La iglesia parroquial de Añe se localiza en una de las entradas del pueblo, y esta dedicada a san Juan. Es un sencillo y a la vez digno edificio cuya más antigua fábrica de ladrillo fue construida en época gótico mudéjar, de cuyo tiempo conserva un buen arco hornacina apuntado, sobre el que se instala la espadaña, también de ladrillo. Ya en tiempos barrocos el templo fue muy reformado, correspondiendo a este estilo artístico mucho de lo que allí veamos.